DREAM 140

En 2009 comencé a practicar natación y fue interrumpido por el virus Influenza H1N1 en México. Todas las actividades se suspendieron y no podíamos salir de casa. Once años después decidí volver a nadar y empecé con las lecciones para recordar cómo nadar y aprender lo que más miedo me da: los clavados. Un mes después fue suspendida la actividad por el virus Covid 19. Antier soñé que estaba en las Olimpiadas concursando en la sección de clavados. Cuando estaba al borde del trampolín, se paralizaban mis piernas, pero recordaba que ya había adquirido más experiencia con mis clases, así que me aventaba. Las calificaciones que obtuve fueron excelentes. Al ver en la pantalla mi puntuación, me daba cuenta que estaba en la categoría de “principante”, lo cual era algo vergonzoso para los expertos que competían ahí, y sólo tenía una contrincante, la cual al estar en el trampolín, no pudo aventarse y gané el primer lugar por default. Me sentí muy orgullosa de haber obtenido un primer lugar en las Olimpiadas pese haber estado en la sección de principiantes y estar casi desierta esa categoría. Pensaba que mi novio iba a estar muy orgulloso de mí, así como yo lo estaba. Al final recibía un jarrón griego pintado con mi cara. La verdad es que yo quería una medalla de oro, pero por haber sido principiante ese era el premio.

Paola Thompson

Mexico City

Mexico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s